• Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Linkedin
  • Youtube

c/Orense, 67 1ºB 28020 Madrid

915 569 477      640 704 908

info@dentalrodriguezmunoz.com

© 2019 Dental Rodríguez Muñoz. Diseñado por Alcarria Es Más

EL BLOG DE LA CLÍNICA

Buscar
  • Doctora Rodríguez Muñoz

Los materiales de las primeras prótesis dentales


El origen y el uso de las prótesis dentales se remonta a las primeras civilizaciones de la Humanidad, prácticamente desde los etruscos en el siglo IV a.C.  Este pueblo utilizaba las piezas dentales de los animales colocándolas en los huecos existentes entre los dientes mediante bandas de oro pero no fueron los únicos.


Los griegos y los fenicios usaban oro blando o en formato de rollo manejando soldaduras, formas y medidas con el objetivo de crear piezas perfectamente adaptables a los huecos existentes entre los dientes. En torno al año 65 a.C. comienzan a darse los primeros usos del marfil y de la madera para crear dientes, coronas y otras formas dentales, aunque habrá que esperar hasta el siglo XV para hablar de una prótesis dental completa. El hueso y el marfil eran los principales materiales utilizados para ello porque imitaban de una forma muy realista el color natural de los dientes. Eso sí, eran prótesis funcionales pero muy poco estéticas.

Prótesis dental de George Washington.

En el siglo XVII y en diferentes países asiáticos, la técnica fue mejorando. En China y Japón comenzaron a usar coronas hechas con espigas y a finales del siglo XVIII se inicia la experimentación con otros materiales, en concreto, con pastas minerales hasta crear la primera prótesis completa hecha en porcelana. El siguiente paso fueron los dientes aislados de porcelana sujetados mediante un clavo con bases elaboradas en oro o plata. Debido al elevado coste de utilización de estos materiales, se dieron otros intentos con metales más económicos. A finales del siglo XIX aparece el uso del caucho vulcanizado y tratado como nuevo material para realizar prótesis. Esta evolución, tanto en la técnica como en el uso de nuevos productos, generó una revolución dentro del propio sector. Del caucho se pasó a las resinas con aspecto acrílico y al uso de otros materiales.


A comienzos del siglo XX, el ámbito de las prótesis dentales vive una época dorada. Nacen las máquinas especializadas en la realización de colados, aparecen los articuladores capaces de imitar los movimientos característicos de los maxilares y, sobre todo, se realizan diferentes avances en materiales dentales hasta generar técnicas de producción cada vez más depuradas. El uso de fluoruro para prevenir la desmineralización dental tuvo su origen en 1915. En diversas zonas de Colorado se llevaron a cabo estudios sobre la baja tasa de caries en la población, cuyo suministro de agua contenía notables concentraciones de fluoruro. En 1994 comenzó la fluorización controlada del agua (1ppm) para reducir la incidencia de caries dental (desmineralización). Desde entonces, la incidencia de caries en niños que habían tenido acceso al agua fluorada disminuyó un 50%. La incidencia de caries se ha reducido aún más gracias al uso de selladores de fosas y fisuras, de barnices que liberan fluoruro y de materiales de restauración.

15 vistas