EL BLOG DE LA CLÍNICA

Buscar
  • Doctora Rodríguez Muñoz

Joyas hechas con dientes humanos

Actualizado: ene 30


Un equipo de especialistas internacionales ha encontrado evidencia de que las personas de la Edad de Piedra que vivían en la Turquía moderna alguna vez usaron joyas hechas con dientes humanos. Durante las excavaciones realizadas entre 2013 y 2015 en el yacimiento arqueológico de Çatalhöyük, una de las primeras ciudades o asentamientos urbanos del mundo reconocida como Patrimonio Mundial por la UNESCO, encontraron tres molares neolíticos que habían sido modificados.


Las tres piezas datan de entre 6300 y 6700 a. C. y pertenecían a adultos mayores con agujeros perforados en sus raíces. Un equipo internacional de científicos dirigido por Scott Haddow, de la Universidad de Copenhague, realizó una variedad de análisis, incluidas pruebas radiográficas, macroscópicas y microscópicas, para determinar si dichas cavidades eran el resultado de un proceso natural pero los resultados evidenciaron que presentaban una clara perforación con forma de reloj de arena, desde la parte superior a la inferior, probablemente hecha con un taladro realizado por profesionales capacitados. Además, el brillo grasiento en los restos indicaba que los dientes habían estado en contacto con un material blando como los textiles lo que sugiere que pudieron estar enroscados en trozos de cuerda y haber sido usado por personas como colgantes y cuentas de collares o pulseras, habiendo sido extraídos post mortem de los restos esqueletizados de adultos maduros y ancianos.


Aunque los investigadores han encontrado previamente dientes humanos utilizados con fines ornamentales en sitios europeos del Paleolítico Superior y el Neolítico, esta práctica nunca antes se había documentado en el Oriente prehistórico y su rareza reside en que los dientes humanos estaban imbuidos de un profundo significado simbólico para las personas que los aprovechaban. Los habitantes de Çatalhöyük a menudo usaban restos humanos y animales para decoraciones y adornos pues en las casas se encontraron dientes, cuernos y huesos de animales, junto con los cráneos de sus muertos, enlucidos para parecerse a caras vivas. Así, este hallazgo ha permitido conocer mejor su cultura y costumbres, mostrando también que su dieta alimenticia era rica en granos lo que les produjo muchos problemas de caries dental.


Fuente: Investigación publicada en Journal of Archaeological Science: Reports.




9 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Linkedin
  • Youtube

c/Orense, 67 1ºB 28020 Madrid

915 569 477      640 704 908

info@dentalrodriguezmunoz.com

© 2019 Dental Rodríguez Muñoz. Diseñado por Alcarria Es Más