EL BLOG DE LA CLÍNICA

Buscar
  • Doctora Rodríguez Muñoz

Santa Apolonia, una mártir contra el dolor de muelas

¿Por qué la tradición católica invoca a Santa Apolonia contra el dolor de muelas y es considerada como la patrona de las enfermedades dentales y de los odontólogos? El 9 de febrero los dentistas españoles celebran la festividad de una santa a la que los cristianos representan con unas pinzas que sostienen un diente o con un collar en el que pende un diente de oro. Esta es su historia.

Apolonia (o Polonia, pues los historiadores difieren respecto a su nombre original), nació en Alejandría, en el siglo III de nuestra era, cuando Egipto era una provincia ulterior del Imperio Romano. Bajo el mandato del emperador Filipo El Árabe, la premisa era perseguir, represaliar y torturar a los cristianos coptos y en unas de esas acciones (en el año 249, siglo III D.C), los soldados la capturaron y la torturaron con el objetivo de que se arrepintiera de su fe cristiana, pronunciase blasfemias contra Jesucristo y adorase a los dioses paganos. Sin embargo, Apolonia ella se negó y en uno de los crueles golpes que le perpetraron con martillos perdió buena parte de sus dientes, mientras que los restantes le fueron arrancados como tortura.


Su perseverancia en defender la fe enojó más a sus atacantes y éstos la amenazaron con la hoguera pero Apolonia no se amilanó y, momentos antes del final, pidió a sus torturadores que le soltaran las manos haciéndoles pensar que iba a reconsiderar su decisión y ella misma se lanzó al fuego. Dicen los escritos que mientras se quemaba espetó a los presentes a que cuando sufrieran de problemas y dolencias dentales invocaran su nombre, pues ella intercedería ante Dios para aliviar sus penas. Sin embargo, la leyenda no se queda ahí y asegura que Apolonia no se quemó y permaneció con vida dentro de la hoguera (protegida por Dios), razón por la que finalmente optaron por degollarla para darle muerte. 50 años después se convirtió en Santa siendo canonizada por su entrega y abnegación cristiana aunque a mediados del siglo XIX la aparición de la anestesia y posteriormente otros calmantes propiciaron la progresiva pérdida de su popularidad hasta ser prácticamente olvidada. No fue hasta el siglo XIV cuando volvió a emerger en la liturgia católica.


Para recordar la figura de la mártir virgen la comunidad cristiana recogió las piezas dentales para repartirlas entre los creyentes y se han contabilizado más de 500 dientes distribuidos por iglesias de medio mundo (Plasencia y Madrid en España, Lisboa y Oporto en Portugal, Brindise, Roma y Nápoles en Italia), Kilstett y Toulouse en Francia y Tournai en Bélgica). Asimismo, hubo piezas dentarias atribuidas a la santa en Barcelona, en una iglesia que le estaba dedicada pero que desapareció durante la Guerra Civil española y con ella se perdieron también los santos relicarios dentales. Para mayor confusión, dicen que la cabeza de Santa Apolonia se encuentra como reliquia en el interior de un busto custodiado en la iglesia de Santa María de Trastevere de Roma.


La sucesiva iconografía de esta santa, habitualmente con una hoja de palma en una mano (símbolo del mártir) y en la otra unas tenazas, pinzas o alicates que sostienen una pieza dental en su extremo, representa una interesante visión de la evolución desde las herramientas más primitivas utilizadas por los dentistas hasta casi nuestros días.


Fuente: Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia y Gaceta Dental


0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Linkedin
  • Youtube

c/Orense, 67 1ºB 28020 Madrid

915 569 477      640 704 908

info@dentalrodriguezmunoz.com

© 2019 Dental Rodríguez Muñoz. Diseñado por Alcarria Es Más