EL BLOG DE LA CLÍNICA

Buscar
  • Doctora Rodríguez Muñoz

Las uñas acrílicas fueron inventadas por un dentista


El aspecto de las uñas, al igual que el de los dientes, siempre ha sido de gran relevancia en las diferentes culturas, pues ambos son un reflejo de la buena salud e higiene de la persona. Pero, ¿hay alguna relación entre ellos? Aunque mucha gente piensa que las uñas de gel y acrílico son una nueva moda, en realidad existen desde hace muchos años. Y todo gracias a un dentista.

En 1954, el odontólogo norteamericano Fred Slack (en imagen) estaba trabajando en su consulta cuando se le rompió una uña y, para poder seguir atendiendo a sus pacientes sin problemas, decidió fabricar una artificial utilizando fotopolímero dental, también conocido como porcelana, y la fijó con acrílico dental. Aunque el cuidado y las extensiones de uñas ya eran usadas en los salones de belleza, este nuevo material fue visto por el dentista y su hermano Tom como un posible negocio por lo que probó con varios materiales para perfeccionar su invención. Ambos patentaron una versión que obtuvo mucho éxito y crearon la empresa ‘Patti Nails’, en honor a la mujer que hacía las demostraciones de cómo aplicar el polvo de acrílico sobre las uñas, Patricia Still.


Dada la alta demanda, en el año 1970 otro dentista, Stuart Nordstrom, mejoró el método con polvo de acrílico y líquido de monómero, el sistema que se conoce en la actualidad. Fue tras un comentario que le hizo una de sus pacientes que tenía un salón de belleza, señalando que el material que usaba el odontólogo era muy parecido al que ella utilizaba para colocar las extensiones de uñas pero que con el tiempo quedaban frágiles y amarillentas. Por ello Nordstrom comenzó a hacer pruebas para que el acrílico tuviera un buen resultado en las uñas y finalmente fundó la empresa experta en uñas ‘Creative Nail Design’ (CND) ahora mundialmente conocida como ‘CND Shellac y Vinylux’.

177 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo